Su éxito es innegable, y tan es así que reciente Paul dio a conocer que ya no daría más autógrafos ni se tomaría fotografías con los fans, bajo el argumento de que dicha acción la considera extraña y además todos ya saben quién es.

«Siempre me ha parecido un poco extraño: ‘tome, ¿puede escribir su nombre en el reverso de este recibo por favor?’. ¿Por qué? Ambos sabemos quién soy».

El exbeatle también dejará de tomarse fotografías con sus seguidores, pues no le favorecen y las circunstancias en las que captan las imágenes tampoco ayudan.

»Lo que usualmente tienes es una foto con un fondo pobre y yo luciendo un poco miserable».

Sin embargo, eso no significa que cortará relación con sus fans, pues lo que sí hará será intercambiar algunas historias con ellos cuando tenga la oportunidad.

Su decisión se unió a la ideología de Ringo Starr, su excompañero en The Beatles, quien en 2013 dejó de repartir rúbricas a sus seguidores, pues lucraban con ellas.

Incluso, Starr ha llamado a sus fans a no enviarle memorabilia para que la firme o de lo contrario esto irá a la basura

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.